Fundada el 18 de marzo de 1919

ASUMIÓ LA CONDUCCIÓN 2017 – 2020 DE LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ACTORES

Crear: 12/07/2017 - 18:56
El miércoles 6 de diciembre se llevó a cabo la asunción de los dirigentes que integran el Consejo Integral de la Asociación Argentina de Actores para el período 2017 – 2020, pertenecientes a la Lista Celeste, ganadora en los comicios del pasado 13 de noviembre con el 70% de los votos. 
 
 
La ceremonia se realizó en la Sala Olga Berg del sindicato y contó con la presencia de numerosos compañeros actores y representantes de organizaciones sindicales, sociales y culturales. Contamos con la presencia de actores y actrices, dirigentes, instituciones y organizaciones que mantienen un fuerte y fraternal vínculo de trabajo en conjunto con nuestra entidad. Entre los presentes se encontraron el Secretario General de CTA de los Trabajadores y diputado nacional Hugo Yasky; Pepe Soriano y Arturo Bonín (SAGAI); Miguel Angel Diani y Daniel Dalmaroni (Argentores); Nora Lafón (ACE); Rolando Conte (SUTEP); Ricardo Corradini y Paula Pires (SICA-APMA); el ex presidente de la Asociación Argentina de Actores Pepe Novoa; Jorge Pisani y Karina Nicoletta (Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro); Alejandro Garfagnigni (Tupac Bs. As.); Elena Ferreyra (APL); Diego D´Angelo (SADA); jóvenes de la Agrupación “Tu eterno chicharrón”, estudiantes de la carrera de Artes Dramáticas de la Universidad Nacional de la Artes (UNA), entre otros dirigentes y referentes. 
 
Recibimos además, las adhesiones de todas las delegaciones de la Asociación Argentina de Actores del país; la Federación Internacional de Actores (FIA) y la Federación Internacional de Actores Filial Latinoamérica (FIA-LA); Multisectorial Audiovisual; DOAT; Argentores; Asociación Argentina de Intérpretes (AADI); La Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Nacional; los compañeros del Centro Osvaldo Miranda, los Grandes de la Asociación Argentina de Actores; entre otras, a quienes agradecemos profundamente. 
 
Durante la ceremonia, los oradores fueron el Secretario General saliente y actual Prosecretario de Comunicación, Luis Alí; el Secretario General Juan Palomino y la Presidenta Alejandra Darín. Se realizó la despedida a los dirigentes que concluyeron su mandato y la bienvenida a quienes se incorporan a la conducción, con la presencia de los miembros del Directorio de la Obra Social de Actores (OSA). 
 
En su discurso, Luis Alí expresó “Tengo el honor, el orgullo enorme de haber sido durante tres períodos Secretario General de la Asociación Argentina de Actores. Eso sucedió bajo normas democráticas a ultranza. Este gremio tiene la costumbre democrática de elegir a sus representantes en elecciones y tiene la posibilidad de que cualquier afiliado puede ser elegido y poder elegir. Esto no se le cercenó a nadie, salvo en épocas de dictadura. Me parece que eso es lo que tenemos que seguir defendiendo, más allá de las brabuconadas, las declaraciones oportunistas. Defender la Asociación Argentina de Actores y no mancillarla. Defenderla como lo que es: un sindicato democrático a ultranza, y no vamos a permitir que se vulnere el estatuto en ese sentido.”
 
Alejandra Darín afirmó que “Con la confianza en esta nueva gestión vamos a caminar. Venimos a ofrecer lo que hemos ofrecido, que es trabajo y honestidad en nuestra tarea al frente de la Asociación Argentina de Actores. Hay una frase de Saramago, que me parece que es una bandera, que dice que lo contrario al neoliberalismo es la conciencia. Y todos los que estamos acá, cada uno de nosotros, para dar esta batalla no solamente en nuestro país, sino en el mundo, en todos los lugares en los que estemos, en todos los roles que llevemos a cabo, es crear conciencia. No veo otra alternativa. Tenemos que promover la unión de las personas que trabajamos para sostener los derechos, para intentar que vivamos todos un poco mejor, para tratar de salvar la brecha enorme que hay entre la gente que más tiene y la que no tiene nada. Tenemos que acompañarnos.”
 
Finalmente, reproducimos el discurso de asunción del Secretario General Juan Palomino: 
 
“EL AÑO QUE VIVIMOS EN PELIGRO”
 
No sé si todos recuerdan la película de Peter Weir “El año que vivimos en peligro”. Es de 1982 y la protagonizan Mel Gibson y Sigouney Weaver. La película recuerdo que retrata una sociedad que se pudre en la pobreza y que a ninguno de sus principales dirigentes parece importarles demasiado.
Recordé ese título cuando le quitaron las retenciones al campo y los subsidios a la luz, el gas y el transporte. Lo recordé cuando metieron presa a Milagro Sala, desapareció Santiago Maldonado y asesinaron a Rafael Nahuel.
Volvió a aparecer en mi memoria ese título de Weir cuando la industria televisiva y el cine empezaron a atravesar la mayor crisis de su historia y nos vimos obligados a crear la Multisectorial Audiovisual. Lo recuerdo cada vez que se cae una fuente de trabajo de una compañera o compañero o cuando reducen su salario o su jubilación. 
Recuerdo estos ya dos años que vivimos en peligro cuando reprimen al pueblo Mapuche, a unos compañeros que manifiestan y resisten el cierre de una fábrica o a una comparsa de niños que ensaya en una villa de esta ciudad, solo por dar algunos pocos ejemplos.
Ya no recuerdo, sino que vivo y siento estos años que vivimos en peligro, gobernados por un gobierno de los grupos concentrados de la economía, conservadores, neoliberales y represores.
Pero a ese peligro hay que responderle con una organización gremial más unida que nunca, fortaleza en nuestras convicciones y decisión en nuestra lucha.
A ese peligro hay que contestarle con una Ley de Televisión y Nuevas Plataformas para crear más y mejores fuentes de trabajo. Hay que contestarle con una tenaz oposición a cualquier intento de flexibilización laboral, previsional y fiscal que beneficie sólo a los grupos económicos que parecen empeñados en no resignar un solo peso de sus rentabilidades en favor de los que menos tienen.
Vivimos en peligro, no me caben dudas. Pero estamos acá, en la conducción de nuestro gremio, no porque ese peligro nos paralice, sino porque la organización sindical nos fortalece y nos ayudará, estoy seguro, a luchar por lo único que debe importarnos, más allá de quienes quieran vernos divididos: las compañeras y compañeros trabajadores del teatro, el cine, la televisión, la radio, la publicidad y las nuevas plataformas.
“El año que vivimos en peligro”, la película de Weir, es también una gran historia de amor. Y el amor por nuestra profesión, por el arte, por nuestros compañeros y nuestro pueblo es también, la fuerza que nos ayudará no sólo a crecer como artistas, sino a vencer al peligro.
Un sindicado de actores unido, organizado y en lucha es por lo que me comprometo a ayudar desde este nuevo rol con el que me han honrado los compañeros. Para que no vivimos más ni un año, ni dos, ni una semana, ni un solo día más en peligro.”